iños Trans, la Nueva Aventura Morenista Tras la ley Anti Familia / En opinión de Rafael Navarro Barrón

Redacción MXPolítico.- Una peligrosa protección a la red nacional e internacional que practican la pornografía y prostitución infantil, se cierne sobre la creciente ola morenista que intenta nutrir las leyes mexicanas con la llamada ideología de género; las comunidades lésbico gay se han convertido en los artífices de la que intenta ser la nueva geografía moral del país, a la que se oponen los grupos conservadores y las iglesias cristianas de México.

El gobierno federal y los diputados de la Cuarta están, literalmente aferrados, en sacar adelante el Plan Nacional de Derechos Humanos y, a la par, fomentar en los Estados del país las leyes que promueven los matrimonios igualitarios, el sexo entre adolescentes y, lo más preocupante, promover a los “niños trans” para dar entrada al sexo entre menores de edad y adultos.

En la quinta consulta nacional, sobre el Plan Nacional de Derechos Humanos (PNDH), celebrada tramposamente en Ciudad Juárez, el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas, refirió que la consulta se deriva del Plan Nacional de Desarrollo, que fue dado a conocer por el presidente de la república en los primeros meses del año.

Encinas explicó que el presidente de la república solicitó la conclusión del Plan Nacional de Derechos Humanos que debe estar listo para los dos últimos meses del año. Para tal efecto, se realizarán diez foros de consulta en diferentes ciudades del país; en ciudad Juárez se llevó a cabo el quinto evento, luego de suspenderse en la ciudad de Veracruz.

Y es aquí donde surge le duda. Treinta y seis horas antes del foro en Veracruz, la Subsecretaría de Gobernación a cargo de Alejandro Encinas, decidió cambiar a Ciudad Juárez el foro en el cual participaron el gobernador del Estado, Javier Corral Jurado y el alcalde Armando Cabada.

Unos días antes, el cabildo de Ciudad Juárez, enterró la posibilidad de que Chihuahua se sumara a reforma de la denominada ley “anti familia” que había sido ampliamente aprobada por el Congreso del Estado, con mayoría panista. La reforma constitucional era el primer logro de la mayoría morenista en la Cámara de Diputados.

Corral Jurado instó al alcalde Cabada a aprobar la ley anti familia, pero de acuerdo a datos no confirmados, el presidente municipal argumentó “motivos de convicción”, pues es abiertamente opuesto a los matrimonios igualitarios, al aborto y a los desenfrenos que ofrece la ideología de género.

La llegada de Alejandro Encinas y su equipo de trabajo generó muchas sospechas. Habían suspendido el foro de consulta en Veracruz, pero trajeron a ciudad Juárez a representantes de la comunidad lésbico gay con todos los gastos pagados. El gasto de la 4T fue excesivo, pues ocuparon casi la mitad de un avión para poder llegar a Ciudad Juárez.

Se invitó a las autoridades locales unas horas antes del evento. Asistieron el cónsul de Estados Unidos en Ciudad Juárez, John Tavenner; el alcalde, Armando Cabada y el gobernador, Javier Corral. El resto del presídium fue rellenado con funcionarios federales, que acompañaban al jefe Encinas, además de la jefa estatal del Registro Civil.

En la zona de registro al foro se rechazaba abiertamente a quienes “no estaban en la lista”. En realidad, nadie ajeno al grupo de Encinas, en su totalidad representantes de las comunidades LGBT.

Los que sí fueron invitados fueron los grupos que promueven la actividad sexual en niños trans, además de lesbianas y homosexuales. En las 10 mesas de análisis fueron incluidos hasta cuatro representantes de los grupos que están a favor de la ideología de género.

Los grupos evangélicos cristianos fueron incluidos casi a la fuerza, al igual que los representantes de los grupos Pro-Vida.

Un representante del Proyecto Jericó México (con raíces evangélicas), denunció ante los organizadores del evento la avasallante presencia de representantes de la comunidad lésbica y homosexual de Ciudad Juárez, que se visten de derechohumanistas para defender la reforma de Encinas.

Las asociaciones civiles que promueven la llamada “ley trans”, sostienen que los menores de edad pueden elegir su sexualidad y practicarla en lo que se denomina sexo transgeneracional (con adultos).

En 2003, la periodista y derechohumanista, Lydia Cacho escribió varios artículos sobre el abuso sexual de menores, incluyendo una nota sobre una niña abusada por el empresario México-libanés Jean Succar Kuri.

En su investigación encuentra una red de prostitución y pornografía infantil en el estado de Quintana Roo y una red de corrupción que protegía el abuso sexual de menores en Cancún por parte de empresarios conocidos y funcionarios públicos.

En el año 2004, Lydia Cacho escribió el libro “Los demonios del Edén” que habla sobre el poder que protege la pornografía y la prostitución infantil. Cacho investiga, revela testimonios y da nombres de algunos responsables, de encumbrados promotores y poderosos protectores de una gran red de corrupción y explotación infantil que se encuentran tanto dentro de la industria como de la política de México. 

 

Autor: Rafael Navarro Barrón 

 

—--

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto