Regresan los Intocables / En opinión de Gregorio Ortega Molina

Redacción MXPolítico.- El auténtico, el verdadero poder, está en la manera de obtener y asignar los recursos fiscales, provengan de donde provengan. Los gobiernos, de cualquier signo, nunca les hacen el feo.

En Colombia fue famosa la caja negra a través de la cual el Estado fomentó la consolidación de su poder, lavando los recursos del narcotráfico y otras procedencias ilícitas: secuestro, prostitución y a saber si también incluyeron los dineros expropiados por la guerrilla para sobrevivir.

Los países que combaten el narcotráfico y se esfuerzan por normar legalmente el reciclaje de sus recursos financieros, lo hacen para tener el control de esa enorme masa de dólares, sin preocuparse siquiera por la salud de los narcodependientes. Los barones de la droga que enseñorean en ese sórdido mundo, se han constituido en un poder económico con peso en la toma de decisiones políticas y, no pocas veces, en Estado dentro de los Estados con los cuales comparten las gerencias de gobierno.

Todos en México suponen, conocen o deducen los vericuetos por los cuales corre el dinero negro, desde el que se recoge en las calles de las grandes ciudades o pequeños municipios, por las mordidas que producen la tolerancia a la informalidad, a las violaciones al reglamento de tránsito, la prostitución, la insalubridad. Tristes anécdotas dan cuenta de lo que se ha edificado con esos recursos, que lo mismo reparan honras que adquieren poder, para pasar desapercibidos, pero mandar desde las sombras.

Nos informan que se estudia ya la aprobación de una nueva “corporación” antilavado, asentada en la SHCP, para hacerse con ese dinero negro cuyo origen tanto repudian, pero que sueñan con poseer. Me pregunto si esos nuevos fiscalizadores o rastreadores de billetes sucios y malolientes también rondarán en torno a los despachos de los contadores especializados en la evasión fiscal, porque esos dineros que debieran llegar y no llegan a la Tesorería de la Federación, debido a los créditos fiscales, las condonaciones de impuestos y otros arreglos entre las cúpulas empresariales y el gobierno,  podrán convertirlo en nueva arma para apretar en la voluntad de esos tycons y aplicarlos en los apoyos al nuevo régimen, al menos de manera verbal.

Olvídense de la Guardia Nacional y el poder con el que la estructuran. Fuerza legal y extralegal, la corporación que ande tras los pesos y centavos de los que nadie quiere hablar, pero que se muestran tan necesarios para los programas sociales sin fin, ni principio ético ni moral.

Autor:  Gregorio Ortega Molina

Contacto: www.gregorioortega.blog                

Twitter: @OrtegaGregorio

 

---

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio. 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto